Celacanto, el legendario “fósil viviente”: ¿Qué enigma rodea a este pez?

Puntuación media: 5 | Votos: 2

Celacanto
Elvia Tinedo
Para ser considerado un “Fósil viviente”, el celacanto pasó por varios estudios morfológicos. Descubierto el 22 de diciembre de 1938, en el sudeste sudafricano. Los estudios demostraron que la especie no había sufrido transformaciones críticas en su historia evolutiva. Este detalle les hace diferentes al resto de la fauna acuática y terrestre que viven hoy en día. Por lo que, se le considera uno de los organismos vivos más particulares del planeta.

El celacanto es una especie de las profundidades marinas, que puede llegar a alcanzar hasta 2 metros de longitud. Asimismo, este pez denominado fósil viviente, logra pesar hasta 90 kilogramos. Sobre, cuántos años puede vivir, el gremio científico calcula que unos 100 años o más. Cuando se descubrió, se le asignó el nombre de Latimeria Chalumnae. En honor a su descubridora Marjorie Courtenay-Latimer y el río Chalumna. Para aquel entonces, este pez que se creía extinto.

¿Por qué el celacanto es considerado un fósil viviente?

El celacanto es considerado un fósil viviente porque es un organismo de evolución lenta, contrario a otras especies del mar como los Actinopterygii y los Tetrapoda, que evolucionan y se adaptan muy rápido a los cambios. El término fue utilizado por Charles Darwin, para identificar a aquellas especies no extintas que conservan las características originales de sus antepasados.

Actualmente, se conocen dos especies de celacantos. El primero se encuentra en la costa este de África y el segundo, en Indonesia. El ejemplar encontrado en 1938, es el que proviene del Océano Índico Occidental (Sudáfrica).  Varios estudios morfológicos han descubierto que, en ninguna de las dos especies mencionadas, se ha evidenciado una transformación morfológica crítica después de un episodio de diversificación temprana en el Devónico. Es decir, desde el cuarto período de la Era Paleozoica, más de 370 millones de años.

La evolución del pez celacanto, es lo que lo mantiene anclado como uno de los fósiles vivientes. Las características del celacanto actual, mantiene casi las mismas de sus antepasados. Es de los peces con aletas lobuladas, con la particularidad de que con el movimiento se extienden desde su cuerpo hacia afuera de forma alternativa. Esta forma de moverse, hace que las aletas parezcan “patas”.

Características morfológicas del celacanto: qué hace tan particular a este “fósil viviente”

Establecido como parte del orden Actinistia y del género Latimeria, el pez celacanto posee una lenta evolución morfológica con un intervalo de tiempo de unos 400 millones de años.

Una de las características más llamativas del celacanto es la articulación intracraneal. Es así como este fósil viviente puede agrandar la boca, de tal manera, que se permite atrapar y tragar presas de gran tamaño. Además, posee un conducto llamado notocordio, compuesto por un líquido aceitoso que funciona como una médula ósea.

Celacanto atiguo.
Celacanto reconstruido (Citron / CC-BY-SA-3.0 / Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

Su condición de fósil viviente se acentúa aún más por las gruesas escamas que solo se habían visto en especies ya extintas. Asimismo, estos celacantimorfos tienen un elemento facial situado en la parte del hocico que funciona como una especie de sensor. Entre el gremio científico se afirma que dicho órgano es lo que utiliza el pez, para detectar a sus presas.  

La taxonomía descrita del primer celacanto encontrado

Cuando la primera especie de celacanto llegó al museo local de East London (Sudáfrica), la curadora Marjorie Courtenay-Latimer intentó encontrar su lugar dentro de la clasificación zoológica establecida. Al no encontrarle lugar, le envió la descripción al profesor J.L.B. Smith, experto ictiólogo de la universidad Rhodes en Grahamstown.

En la descripción enviada, la curadora indicó que se trataba de una especie con escamas gruesas (como una armadura), con bordes filamentosos. También, aletas semejantes a unas extremidades. Además, en su espina dorsal poseía unas espinas blancas, en la base de cada filamento.

Celacanto en un acercamiento frontal.
Celacanto (BrokenSphere, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original)

El profesor Smith supo que era un celacanto por las características descritas y la identificación ilustrada de un extraño apéndice en la parte final de la cola. Pero, el conocimiento que se manejaba es que dicha clase de peces se había extinto a finales del cretácico (hace 60 millones de años).

Ya que el ejemplar se descompuso antes de que el profesor llegara al museo, inició la búsqueda de otro celacanto. La misma duró 14 años, antes de encontrar un segundo celacanto gigante en una zona cercana a la Isla Anjouan en Comores (África).

¿De dónde proviene esta clase de peces?

Este fósil viviente forma parte de una especie de peces primitivos identificados como “sarcopterigios”. Hace unos 370 años (período Devónico), los sarcopterigios fueron los que lograron evolucionar en especies que podrían estar en tierra firme. Sin embargo, los celacantos son parte de los tetrápodos terrestres que se quedaron en el mar. El detalle anatómico que les delata, son las aletas lobuladas que podrían ser el “antecedente” de las extremidades de los vertebrados terrestres.

¿Por qué se cree que los peces celacanto descienden de los sarcopterigios?

Se cree que los peces celacanto descienden de los sarcopterigios porque son sus aletas lobuladas. Tanto las aletas caudales como las pectorales, poseen músculos y huesos articulados entre sí. Además, las puntas de las mismas tienen una membrana endurecida por radios óseos, que se expanden en forma de abanico. De esta especie descienden los anfibios y reptiles.

Hay evidencias científicas que indican que de este fósil viviente es de los peces que migró a la superficie terrestre como los primeros tetrápodos, que luego volverían al mar. Esta afirmación se deduce de otras características puntuales, como la vejiga natatoria conectada a la nariz y que se alude a los antecedentes de los pulmones.

Asimismo, se sugiere que los celacantos que desarrollaron patas en el período Devónico dieron origen al ichthyostega. Este fue el primer anfibio que caminó fuera del agua. No se sabe exactamente cómo esta especie, que evolucionó del actual fósil viviente, logró dar el salto a la superficie. Hay muchas teorías, incluyendo la del impacto de un asteroide en la tierra que afectó los mares. Haciendo que los tetrápodos con pulmones tuvieran mayor ventaja para colonizar la tierra.

¿Cómo se reproducen?

El período de gestación de un celacanto es uno de los más largos de cualquier especie de la fauna acuática. El ejemplar hembra puede durar hasta 5 años embarazada. Asimismo, esta especie no inicia su proceso de reproducción, hasta que hayan transcurrido, al menos, 50 años de vida. Esta es una de las razones por las que este fósil viviente, se encuentra en la lista de las especies en peligro de extinción.

Las crías de este pez prehistórico tienen un ritmo de crecimiento muy pausado y que resultan vulnerables ante la crisis climática y los nuevos sistemas de pesca. La forma de reproducción de este fósil viviente es ovovivípara. Se conoce que los celacantos africanos tienen la capacidad de tener hasta 30 crías cada 5 años, aunque el promedio general se ubica entre 5 a 25.

¿Por qué los celacantos pueden ser atrapados por los sistemas de pesca?

Los celacantos pueden ser atrapados por los sistemas de pesca porque son peces depredadores que salen a cazar durante la noche. En las horas del día, el celacanto se mantiene lo más lejos de la luz a unos 300 metros de profundidad. Generalmente, inmerso entre cuevas. Sin embargo, en horas nocturnas aparece para devorar peces de arrecife, que es cuando puede ser atrapado.

En conclusión, cuando se hace la pregunta qué es un fósil viviente, automáticamente las respuestas señalan especies particulares como el celacanto. Este ejemplar prehistórico mantiene características propias de los peces que evolucionaron en el Devónico.  Está vinculado con la evolución de los tetrápodos y originalmente, desciende de los sarcopterigios. En la actualidad, está en la lista de especies en peligro crítico de extinción.

Imagen principal:

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

, . (). . Grandes Porqués ID ); ?>

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 2

Elvia Tinedo
Elvia Tinedo
Licenciada en Administración y Gestión de Empresas en el Colegio Universitario Francisco de Miranda de Caracas, Venezuela. Licenciada en Realización y Producción Audiovisual en Escuela de Medios y Producción Audiovisual de Caracas, Venezuela.

1 comentario en «Celacanto, el legendario “fósil viviente”: ¿Qué enigma rodea a este pez?»

Deja un comentario